Las secuelas de la pérdida repentina de un ser querido es probablemente uno de los momentos más difíciles y estresantes en la vida de nuestros clientes. El desafío proviene no solo de las facturas médicas, los gastos de entierro y la posible pérdida de un ingreso sustancial, sino también de la sensación de pérdida devastadora y de una ira comprensible.

Para empeorar las cosas, las compañías de seguros y los abogados defensores harán todo lo posible para limitar cualquier recuperación.

Las acciones de muerte por negligencia pueden ser particularmente complejas y desafiantes porque los actos negligentes de otro han silenciado al testigo más importante. Seiden & Kaufman trabajará incansablemente para garantizar que la historia del difunto se cuente con precisión.

Recientemente, representamos a los familiares sobrevivientes de una mujer, "Susan", que murió en el impacto en un accidente automovilístico. Sabíamos que Susan entraba a la carretera principal desde una calle lateral que tenía una señal de alto, pero también sabíamos por las marcas de neumaticos, los graves danos a ambos vehículos, los puntos de impacto de cada vehículo y la ubicación de descanso de cada uno vehícu como resultado del impacto, que el otro vehículo tenía que haber estado viajando a una velocidad extremadamente peligrosa mucho más allá del límite de velocidad indicado.

El conductor del otro vehículo resultó herido y comenzó una acción encontra de Susan. En consecuencia, hubo varios abogados y compañías de seguros involucrados en este asunto en particular. Aparte de Seiden y Kaufman, todos inicialmente creyeron que Susan sería completamente culpable porque enfrentaba una señal de alto.

Sin embargo, contando con la confianza y el respeto de los otros abogados y supervisores de reclamos de seguros que representan los intereses del Patrimonio como acusados, Seiden & Kaufman los convenció de no hacer una oferta de acuerdo sustancial al otro conductor y permitir que Seiden & Kaufman presente el caso a un jurado.

Después de una investigación exhaustiva, sabíamos cada centímetro de la carretera donde había ocurrido el incidente y habíamos localizado testigos que ni siquiera el departamento de policía encontró. Además, trabajamos en estrecha colaboración con un experto en reconstrucción de accidentes y presentamos al jurado exposiciones bien elaboradas.

A pesar de que Susan tenía una señal de alto, después de un largo juicio, el jurado estuvo de acuerdo en que la evidencia que Seiden & Kaufman había presentado meticulosamente demostraba que la causa principal del accidente fue la velocidad insegura del otro conductor. Aunque Susan no podía "hablar", Seiden & Kaufman hablaron en voz alta y clara por ella.

Si alguna vez tiene la desgracia de perder a un ser querido debido a los descuidos de otra persona, le instamos a que nos llame sin demora, ya que se debe realizar una investigación adecuada de inmediato y se debe designar rápidamente un albacea o administrador del patrimonio. Seiden & Kaufman lo ayudará con este nombramiento y todos los demás aspectos del asunto de muerte por negligencia.

La consulta es siempre gratuita, y Steven J. Seiden o Richard G. Kaufman responderán todas las preguntas que tengas sin ningún compromiso

Esperamos Poder Hablar Con Usted
800-287-2433
718-484-2433 | 516-747-2433 | 631-592-2433 | 212-608-3433
Consulta Confidencial Gratuita
Se Habla Español • Noi Parliamo L'Italiano • Beszélünk Magyarul